Volver a los detalles del artículo Volver a Betania, esta vez la casa del dolor, para re-encontrar la vida allí donde ella clama (Juan 11, 1-45) Descargar Descargar PDF