Volver a los detalles del artículo Plenamente mujer, plenamente discípula. Dialogando y compartiéndonos en memoria de ella Descargar Descargar PDF